Historia derivada de Juan de Flores (I).

1.- INTRODUCCIÓN.

Juan de Flores, escritor español del siglo XV, está incluido entre los autores del género de la novela sentimental de finales de la Baja Edad Media. Autor de no muy extensa y conocida producción literaria, pero a su vez uno de los más celebrados y leídos a lo largo del siglo posterior al de su nacimiento; y esto, no solamente en España, sino incluso más en los países del resto de Europa a través de las varias traducciones de sus obras a otros idiomas. Aún hoy en día despierta gran interés y reconocimiento entre los estudiosos de la literatura medieval, sobre todo los del mundo anglosajón.

Grisel y MirabellaDe él se conocen tres obras de ficción sentimental que giran alrededor de los amores y desamores entre hombres y mujeres: “Grisel y Mirabella”, “Triunfo de amor” y “Grimalte y Gradissa” . Y también se le adjudica la autoría de la obra anónima manuscrita que sirvió de base para la edición en 1934, por Julio Puyol, de la “Crónica incompleta de los Reyes Católicos (1469-1476)”.

No se trata aquí de hacer un estudio sobre la estructura narrativa de la obra o sobre recursos o técnicas literarias, simplemente se persigue rescatar la vida del autor, a través de sus obras y del contexto histórico en que se desenvuelve su producción literaria.

Poco se sabe de la vida del escritor. Así, Menéndez y Pelayo escribió a principios del siglo XX: “Ningún dato biográfico tenemos de Juan de Flores”. Bárbara Matulka opina que Juan de Flores fue un noble castellano de la corte de los Reyes Católicos. Waley, recoge la posibilidad de que Juan de Flores tuviese conexión con la corte del Rey de Aragón Juan II. Algunos autores sitúan a Juan de Flores en la corte de los Reyes Católicos hacia el año 1476, otros autores lo sitúan en la corte del Duque de Alba.

 

2.- LA HISTORIA DERIVADA DE JUAN DE FLORES.

Puedo comenzar diciendo que Juan de Flores, nació alrededor del año 1430, hijo de Fernando de Flores, de origen mudéjar, rondando los veinte años pasó a prestar servicios al rey castellano Juan II luchando contra los moros del reino de Granada.

Muerto Juan II de Castilla, en 1454, su hijo y sucesor en el trono de Castilla y León, Enrique IV, siguió contando con sus servicios en las luchas fronterizas con los moros del reino granadino.

Posteriormente, fue partidario de los derechos dinásticos, primero del infante Alfonso frente a su hermanastro Enrique IV de Castilla y León, y después de los de la infanta Isabel de Castilla contra los de la princesa Juana de Castilla, hija de Enrique IV. Fue “contino” de la casa de la reina Isabel I de Castilla.

En su madurez, se trasladó a Salamanca movido por el prestigio de su Universidad, en la que estudió leyes civiles y canónicas. Hacia el año 1477, pasó a ser “contino” de la casa del Duque de Alba en la que desarrolló sus tareas literarias y artísticas, ejerciendo también como cantor del Primer Duque de Alba don García Álvarez de Toledo.

Por esos mismos años de 1475 y 1476, participó activamente junto a las tropas de los reyes castellanos Fernando e Isabel, en las batallas contra los partidarios de doña Juana de Castilla y del rey Alfonso V de Portugal. En esta época, recibe el encargo de escribir la crónica de estas guerras por parte de la reina Isabel I de Castilla.

Estuvo casado con Costança Ximenes, y tuvo al menos dos hijos: Alonso y Gaspar. El primero llegó a ser montero de la reina castellana y el segundo su capellán.

Juan de Flores, debió morir a finales de los años ochenta o principios de los noventa del siglo XV, cuando contaba unos sesenta años de edad, sin alcanzar reconocimiento por su obra literaria novelística, que escribió fundamentalmente en los últimos años de su vida, siendo publicada en imprenta hacia 1495. 

 



 
  © 2006-2009  Joaquín Julio Flores Peña.- Todos los derechos reservados.- All rights reserved. - Aviso Legal.  
       Mejor visualización con 1024x768 y Mozilla Firefox